Vagamundi

En la nave de los locos, hacia algún lugar

Julio del 2005


La caída

Publicado el 22 de Julio, 2005, 0:00. en Poemas.
Comentar | Comentarios (7) | Referencias (0)

 
La caída

Ven, recuéstate
dame a girar el mundo
en la punta de los dedos
no te importe oír los lobos
mientras se enhebra la serpiente
y tu boca lame la cal
sólo este instante es nuestro
en el tiempo robado
cuando la lengua observa
y nos hiende el eje del instinto
bajo el sol feroz
hasta exprimir de la memoria
el agua lenta de los verbos
hasta caer desde tu espalda
a la arena sucia del después.




·········
juAn




INTRO. Hacia algún lugar

Publicado el 18 de Julio, 2005, 0:00. en General.
Comentar | Referencias (0)



Hola, bienvenid@.

No hay lugar posible donde saciar nuestro deseo.

Sólo nos queda ordenarlo en preguntas, envolverlo y cuidarlo a la sombra de las palabras.

Gracias por leer
Juan Blanco


······················································································································································

Puedes explorar el contenido del blog por Categorías
( ver columna de la izquierda )



Niño asomado al futuro

Publicado el 15 de Julio, 2005, 0:00. en Poemas.
Comentar | Comentarios (4) | Referencias (0)




Foto:
Hernán Salcedo


  Niño
 asomado
 al futuro





Qué largo horizonte de pájaros
para decir lo que no saben
con sus cantos agrios,
sin apenas caminar estoy de vuelta
escudado en mi ventana
para cuando la cuchilla del futuro
traiga su copla.

Sólo agacharme y pasará silbando
a clavarse al fondo de la casa,
y luego será el día de los pájaros idos
en el feliz jardín de las semillas
ausentes de la sal y la sed
fósiles de las flores soñadas.

Pero cuida, que ya vuelve
la nube negra de los habladores
con el tiempo en jaulas
y un estuche genital para mi lengua
si accedo a escuchar
sin alzar el puño que despluma
lo que aguarda.


·········
juAn



Londres, 7 Julio 2005

Publicado el 8 de Julio, 2005, 15:20. en General.
Comentar | Referencias (0)


Londres, 7 Julio 2005


Vuelve la sangre a regar el suelo
y el dolor a raer cuerpos y almas
en el azar de la guadaña que ahora aquí
nos brilla en los ojos con la sucia venganza
de los que no tienen otra cosa
sino la loca muerte
mientras renace la ceremonia del engaño
la impuesta confusión de la palabra
mancillando la sangre fresca.

Hay que llorar a los muertos siempre

pero qué difícil cuando ya no hay lágrimas
que se las llevó un viento incesante
a la montaña de huesos que cimenta el siglo.
Y qué difícil asistir al espectáculo
de los nuevos esbirros de la vieja Roma
ahora graves y compungidos
recibiendo -qué sarcasmo- las condolencias
por los juguetes rotos de su feroz criatura.

No hay frontera entre la infamia y el furor

y todas las piedras que se arrojan vuelven
cuando ya no están los audaces cobardes
sólo familias que en su tarde de campo
han de guardar el mantel de la lluvia negra
y volver a despertar mañana
para cumplir otro día del mundo al revés
con la sangre dispuesta y el suelo lavado
en todas las ciudades de Londres.


El cactus

Publicado el 4 de Julio, 2005, 0:00. en Poemas.
Comentar | Referencias (0)
















Foto:
Liliana Muente



El cactus

 
Cautivo de la luz he de vivir
destilando pulpa de la roca
signo que advierte
dentro del círculo de fuego
que marca la sangre y sus confines.
Es así que permanezco
antes del parto de la memoria
gigante saguaro del malpaís
erguido apenas sobre mi obstinación
carne vertical que husmea el aire
para saber dónde cede lo inerte.
       
Un suceso insensato
llega vibrando en las raíces:
hay, más allá del desierto
traidores a esta fe del espejismo
en quebrar los presagios.
Un horizonte sin ojos
aventa pavesas del futuro
que hieren con su aliento

no sé afrontar tanta asechanza
sin aferrar las manos
a la razón de mis espinas.


····································
   juAn
Julio 2005